Presentamos al tarta de zanahoria o “carrot cake”

Lo que está demostrado es que el ser humano, ante las dificultades, encuentra siempre una solución, hasta para hacer un tarta. En la Edad Media, en esa época lúgubre (como diría el gran Goyo Jiménez, “para los de la Logse, oscura, carente de luz!”), los endulzantes eran escasos y difíciles de conseguir. Muy pronto se dieron cuenta que la zanahoria contiene más azúcar que cualquier otra verdura a excepción de la remolacha azucarera y, además, era mucho más fácil de encontrar. Por ello, se empezó a usar para elaborar postres y dulces.

La primeras referencias de este postre surgen en el Reino Unido, gracias al racionamiento durante la Segunda Guerra Mundial.

De allí, lógicamente, pasaron a Estados Unidos dónde muy pronto se popularizaron en restaurantes y cafeterías a principios de los años sesenta.

Pues bien, en Lola&Co hace tiempo que introdujimos nuestra exitosa tarta de zanahoria. No, no fue fácil dar con la receta adecuada, ya que cada maestrillo tiene su librillo, pero creo que dimos con la clave y es, desde hace tiempo, uno de nuestros platos con más éxito.

Sin embargo, hay veces que uno no puede ir a Lola. Quedarse en casa, recibir invitados o darle de comer a los niños, algo habrá que hacer, no?

Pues bien, aquí os facilitamos la receta “oficial” de este postre delicioso. Si, aviso que es la receta “normal” sin nuestros trucos y no, no es la receta de Thermomix, tampoco lo vamos a poner tan, tan fácil.

Receta tarta de zanahoria (DIY)

  • Para comenzar, en un bol grande, mezclamos la harina, dos tazas de azúcar, la levadura, el bicarbonato, la sal y la canela.
  • Por otro lado, batimos los huevos con el aceite y la zanahoria rallada.
  • Precalentamos el horno a 150º C
  • Añadimos esta mezcla a los ingredientes secos y removemos hasta incorporar todo.
  • Disponemos la masa en un molde engrasado y enharinado y horneamos durante 60 minutos a 150ºC. Pasado este tiempo, retiramos del horno y dejamos atemperar.
  • En un bol, mezclamos el queso con el azúcar restante, la ralladura y el zumo de naranja. Desmoldamos la tarta y la cortamos de manera transversal.
  • Untamos con esta mezcla una de las mitades de la tarta y tapamos con la otra y terminamos recubriendo toda la tarta con la mezcla que hemos preparado.
  • Decoramos con las nueces a nuestro gusto y servimos. ¡¡A ver cuánto dura!!

Y si, si lo que quieres es comer o cenar y terminar con una tarta de zanahoria, sencillamente perfecta, vente a Lola&Co. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.