Los beneficios del vino, más allá de lo rico que está

“Dicen que quién duerme en el mismo colchón acaba de la misma condición”. Pues bien, yo os voy a contar mi experiencia personal con una celiaca. Si, mi mujer es celiaca y, aunque no es contagioso, sí que me he visto obligado a cambiar algunos de mis hábitos de alimentación. El primero y más importante, para mí, ha sido pasar de ser un cervecero de pro, a pedir vino siempre. Si, la cerveza para mi mujer, aunque le encanta (o le encantaba, ya casi ni se acuerda), es como la Kriptonita para Supermán.

Por eso, siempre que vamos a cenar, me ahorro
las cervezas y, por norma general, paso rápidamente al vino
. Y me he dado cuenta que el vino sienta mejor. Si, siempre que no te pases, el vino, por lo menos a mí, me sume en un estado de calma y somnolencia contenida muy agradable.

Pero es que, además, científicamente, está demostrado que es muy bueno, además de que está muy bueno. Siempre que se tome de manera moderada, claro. Como normal general, el consumo moderado puede ser de un vaso al día para las mujeres y dos para los hombres, pero depende de con qué lo combines, la costumbre y demás, así que vamos a dejar algo de laxitud en el término moderación, y vamos con los beneficios.

Al parecer el vino reduce el riesgo de depresión. Si, según diversos estudios, la incidencia de esta enfermedad en los bebedores de vino es mucho menor.

Además, y esto es  más conocido, retarda el envejecimiento. El secreto, parece ser, que está en el resveratrol, que es un compuesto presente en el vino sumamente beneficioso. Este compuesto, además es clave porque disminuye las posibilidades de demencia en sus consumidores, así como mejora la función pulmonar y previene el cáncer de pulmón.

Pero no sólo el vino es beneficioso, también su materia prima, la uva roja, previene el cáncer de mama.

El vino aumenta los niveles de ácidos grasos omega-3,algo que se relaciona también con elevados consumos de pescado, algo muy habitual en la población nipona, por lo que están protegidos contra muchas enfermedades coronarias. Otros estudios apuntan a que también evita enfermedades hepáticas, protege contra el cáncer de próstata, y previene la diabetes de tipo2, esto último parece ser que gracias al resveratrol.

Por último, lo derivados del vino y de la uva pueden ayudar a reducir los efectos perjudiciales de la radiación ultravioleta. Si, al final va a ser que los extranjeros que arrasan en nuestros chiringuitos, no van nada desencaminados cCuando se hinchan a sangría… Un momento, alguien habló de moderación?

 En Lola&Co, como no, tenemos una excelente selección de vinos. Visita ya nuestra tienda de vino y pruébalos (¡Con moderación!). 

Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.